Un Camino Estrecho, Una Huella Real

La verdad es que por cada tramo que avanzamos entregando testimonio de este Camino, de Cristo y de esta Dispensación de Paz, vamos confirmando y reafirmando la sentencia emanada de Nuestro Sumo Sacerdote el Cristo, Dios Vivo: “Quien quiera seguirme debe abandonar todo de su vida anterior, e iniciar una Nueva Vida”

Bajo la razón del entendimiento mental, esta sentencia parece cruel e irresponsable; al mismo tiempo que impracticable bajo el concepto de amor y formas de relaciones humanas. Sin embargo debemos tratar de comprender el lenguaje de Cristo en su sentido y connotación espiritual.

No se trata de no amar a nuestras familias, olvidarlos y abandonarlos cayendo incluso en la irresponsabilidad; en realidad se trata de ofrendar nuestras relaciones afectivas a Cristo y vivirlas desde nuestra entrega a El. Poner todo lo bueno de los afectos y emociones bajo el sabio Gobierno de Espíritu, para vivirlo en plenitud y crecer en la diversidad. También ofrendar a El aquello que en las emociones y los afectos no nos reconforta, nos hace sufrir y no nos permite vivir la verdad, el goce  y la empatía del amor.

Para vivir este Camino de Consagración a CristoJesús y aprender practicando la Sabiduría de la Madre Espíritu Santo, es imprescindible comprender y aceptar por Fe que:

1.- Es un Pacto de Pertenencia Cristo Dios, lo cual nos pone bajo Su Orden Y Autoridad y por lo tanto en Obediencia.

2.- Que trabajamos por y para el Plan del Reino, que no es de este mundo, pero es un Plano de existencia tangible, real y actuante, desde el cual emanan el orden, la Ley y las Formas de llevar adelante este Plan.

3.- Que este Orden es una Dispensación, es decir: Un Tiempo abierto por Cristo Dios, para hacer descender entre los hombres su Plan, llamar y preparar a sus agentes Sacerdotes y Misioneros, en modo de abrir este Camino Espiritual a los hombres y mujeres, que siendo creyentes no han sellado pertenencia religiosa, pero que buscan desde el espíritu, sin saberlo conscientemente, al Dios Vivo, el Sentido Superior de la vida en este mundo.

4.- Que esta Dispensación de Paz y Sabiduría tiene por misión consagrar creyentes en una Relación Personal con JesusCristo, quien es el único intermediario y conductor hacia la Voluntad del Padre Dios en nosotros y de este modo preparar la Segunda Venida de CristoJesús, no como hombre, sino como Dios; quien vendrá a traer un Nuevo Orden y Dispensación para avance del Plan del Reino.

Esta labor espiritual, que es una Siembra, requiere hombres y mujeres comprometidos con la Fe y con el Amor a Dios por sobre todas las cosas y no es alegórico, ni intelectual, es real y la Relación con Cristo es Real y Personal y es esa la magnitud del compromiso que se requiere, porque te comprometes con Cristo, no con la orgánica ni con el Sacerdocio… con Cristo.

Por su puesto que es este un Camino de vida y que para recorrerlo necesitamos aprender el lenguaje espiritual, pero esa escuela existe y a través de la disciplina espiritual y el empeño personal rinde en avances y vivencias que nutren nuestro andar y nos transforman.

Esa es la fundamenta de este Camino que instala hoy su Misión en Arica, para eso existimos, no para levantar una nueva iglesia, ni congregar ovejas a los pies de un pastor humano. Este camino es Plan del Reino, es guiado por Cristo y trabaja para Objetivos espirituales, por lo tanto su hacer es en ese sentido y el ámbito de acción es el Ser Humano, conciente de su verdad espiritual trascendente y de su labor personal en el mundo, para trabajar por esta Causa Superior.

Cristo requiere hombres y mujeres que en Conciencia opten por trabajar cuan obreros en esta Siembra, con Amor, valentía, humildad, perseverancia y solidaridad.

Sabemos por experiencia personal y por la Historia, que pocos llegaran a golpear esta puerta, porque la cultura religiosa y el ego ejercen una pesada influencia que no deja creer que Cristo puede hablarnos y relacionarse con quienes se entreguen a El. La cultura religiosa levanta la idea de estudios intelectuales para llegar a ser sacerdote, pastor o maestro.

Pero Cristo da testimonio de esta Siembra, porque es de su Pertenencia y autoridad, porque El es Dios y no necesita el permiso de los hombres religiosos para conducir Su Plan, para llamar a los suyos y ordenar Sacerdocio y Misiones.

Cristo está detrás de esta Puerta, esperando que llames y El te abrirá, pero debes dar el paso, debes optar.

Angélica Aguirre F.
Consagrada – Misionera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *