Nuestra Orgánica y sus propósitos

Tenemos 24 años y meses de existencia como Sacerdocio bajo la Ley de Cristo (21 del 12 de 1991) Poseemos el rol 68 de Persona Jurídica bajo la Ley de Culto: es decir fuimos unos de los primeros en obtener tal reconocimiento el año 2001.

Como declarado en los Estatutos presentados ante el Ministerio de Justicia: somos una Congregación abierta, de opción voluntaria cuyo propósito esencial es ‘Consagrar Creyentes’.

Somos por ende una estructura cuyo centro es el ejercicio del sacerdocio, considerando cuan sacerdotes a todo varón y mujer mayor de 18 años que libremente opte por Investigar este camino espiritual, y lo asuma desde el Acto Bautismal. Es decir: sacerdotes de Cristo somos todos desde el Bautismo por Agua y por Espíritu Santo.

Nuestra escuela de Consagración es la PRÁCTICA de FE, la OBRA y Siembra de Testimonio y de Guía para con otros Creyentes. Y toda capacitación, estudio, aprendizaje tanto de la Doctrina como de la Administración Sacerdotal, se realizan siempre ceñido a práctica y acción de Fe con los Creyentes.

ra

Cada Consagrado y Consagrada tiene tres años para avanzar según empeño y COHERENCIA hacia los grados Preparatorios del Presbiterio; y luego de recibir la calidad de ‘Consagrados bajo Sacramento’ el Bautizado comienza su preparación para recibir el Sello Presbiteriano. Puede recorrer este camino cuan ‘Consagrado bajo sacramento’ hacia el Presbiterio en un año, en dos o máximo tres; al cabo de lo cual la persona es Sellada, o Sellado, cuan Presbítero al Servicio de Cristo.

El Sacerdocio de Servicio y de Guía es el Presbiterio y debe ejercerse por tres años sin interrupción para alcanzar la plenitud de esta Bendición. Luego se procede a la Ablución del Sello Presbiteriano y puede ejercer otros tres años cuan Presbítero bajo Ablución con posibilidad de adquirir diaconado de la Orden Menor de Melquisedec.

Durante todo este tiempo la persona vive libre su existencia en la Fe esposándose, teniendo y sosteniendo familia, trabajando en sus oficios o profesión, y llevando una vida Congruente y Coherente con su Calidad de Sacerdote. Cristo nada nos prohíbe, pero nosotros tenemos el deber de hacer todo según lo que Cristo nos pide y Ordena en su Evangelio.

El grado más alto del sacerdocio lo compone la Orden de Melquisedec. Ésta posee dos estamentos: el Sacerdocio Menor, y el Sacerdocio Mayor. Pero todos juntos conforman La Orden del Altísimo.

Nuestro Sacerdocio considera que los Cuatro Evangelios Sinópticos contienen la LEY de CRISTO, y en particular consideramos que el Testimonio de Juan es el Contenido Mayor de la Ley de Cristo. Para nuestro Sacerdocio el ejemplo del apóstol Pablo es una luz que nos llama a la lealtad y rectitud para con Cristo, en todo.

Nuestro sacerdocio posee ‘La Ley de Consagración’ que pone a nuestra acción y actividad interna un Orden y Disciplina de alta sabiduría.

Hemos levantado Tres Instancias abiertas para todo creyente: Las Misiones Territoriales, cuyo centro de actividad son los ‘Círculos de Creyentes’; los cuales unidos en la Acción y en Eventos conforman el ‘Movimiento de Fe Carismático – Evangelista’. Actualmente estos Círculos en Movimiento se encuentran en San Fernando, Buin, La Florida, Santiago, Copiapó, Iquique, Arica y La Paz.

Luego hemos alzado los Núcleos de Socorro: consagrados, consagradas y sacerdotes cuya labor esencial es ejercer SOCORRO Espiritual y humano en donde la Fe del creyente y el Poder del Consagrado se unen para que la Voluntad de Dios se haga presente y se manifieste. Estos núcleos conforman un proyecto de HERMANDAD, cuya forma de funcionar y de ejercer es distinta a los de los Misioneros, pero también esta Instancia va uniendo a todo Creyente que opte por Consagrarse y quiera ejercer cuan Socorredor-a.  Actualmente están activos en: Santiago, provincia del Aconcagua, La Serena –Coquimbo, Tierra Amarilla.

En base a nuestra Persona Jurídica, hemos levantado y estamos organizando la ‘Corporación por la Paz, el Gran Fundamento’, y ésta se halla a cargo de Sacerdotes Comunitarios que actúan con sentido de COMUNIDAD: es decir, trabajan en base a objetivos comunes con los creyentes, y en apoyo a proyectos que beneficien a la Comunidad. Sus modos de presentarse, tareas y actividades difieren de la que ejercen los Misioneros y los Socorredores, pero tanto los Comunitarios como los componentes de las otras dos Instancias, todos, trabajamos en el mismo sentido: Consagrar Creyentes y ofrecer el ejercicio del sacerdocio a todo quién opte por una Vida bajo la Ley de Cristo. Hoy la Corporación y los sacerdotes Comunitarios trabajan esencialmente en Santiago, con sede en La Serena y en Iquique.

Creemos firmemente que los Tiempos actuales que vivimos son de Tribulación. Y sabemos que esta Tribulación irá en aumento con los años. Y estamos absolutamente conscientes de que en este Tiempo se muestra ante todo creyente la verdadera faz de la Apostasía…la que levantó en el nombre de Cristo todas las formas, maneras, teorías y doctrinas, prácticas y distorsiones del Anti- Cristo, causando un enorme daño a la herencia espiritual y de santidad que Cristo nos entrega por medio de su Plan de Salvación.

Poseemos una mirada Macro y Universal de las manifestaciones y modos de Dios para con los Hombres, y aplicamos un principio insoslayable, a saber: que Dios, siendo tal, no puede encerrarse en una idea humana, en un libro único, en una religión, y menos puede ser administración política de otros hombres por encima de la Fe y del Espíritu de quienes –los Hombres-  Dios Padre hizo y quiere LIBRES.

Practicamos el CAMINO ESPIRITUAL, es decir: pretendemos, queremos y nos esforzamos para que sea Nuestro Espíritu el que llegue a Dios Creador, que ES Espíritu. Y que por Espíritu nosotros seamos gobernados por la Fe y ya no por los deseos del Mundo ni bajo propósitos de la nimiedad de los instintos. En tal sentido nos aplicamos en la Oración, en la Contemplación y en la Meditación, y realizamos actos sacramentales para ir avanzando en Conciencia y Fe;  y nos empeñamos en el estudio de lo nuevo y nos deshacemos de lo mundano y añejo… Todo para pasar por la Ley de Resurrección y dejar este cuerpo carnal para vivir la inmortalidad del Cuerpo Espiritual. Todo para que cuanto seamos y hagamos en esta existencia esté plena de amor por Cristo y sea siempre armonioso y coherente con nuestra Verdad Interior y la Fe que NOS VIVE.

 

– Congregación Evangelista Carismática – 

1 comment for “Nuestra Orgánica y sus propósitos

  1. Raúl Eduardo Largo Becerra
    01/02/2017 at 23:10

    Hola a todos… hace poco me invitaron a participar del Circulo en San Fernando. Desde ahí, y a pesar que es poco el tiempo que llevo he intentado instaurar esto a mi vida… queda mucho por recorrer, fui porque siempre he creido en Dios, pero sentia que me hacia fslta el camino para llegar hasta el. Espero seguir avanzando en este camino, con mucha paciencia y entusiasmo. Un abrazo afectuoso a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *