Comentario: La paz vapuleada

 

No de esa ‘paz’ hablamos, aquella portátil, utilitaria, instrumental y mentirosa que es usada para fines propagandísticos, o es manoseada para lograr acercamientos políticos poco transparentes, o que responden a lealtades internas pertenecientes a cofradías secretas.  Eso que rechazamos como idea y práctica en base a la manipulación de la ‘paz, lo representa esa pantomima actual que comprobamos en el premio Nobel de la paz entregado a Barack Obama.

Las bases militares en Colombia, la arremetida bélica en Afganistán y una retórica de paz que por mucho debe ser aún constatada y que por ahora es verso y ‘buenas intenciones’ no amerita un galardón que otros han obtenido siempre sacrificando mucho de sí,  y con arduo trabajo han provocado cambios en situaciones que sin sus actos habrían precipitado en nefastas consecuencias. ¿En que se fundamenta este Nobel de la paz a un hombre que aparte de manifestar intencionalidad aún no posee hechos que lo avalen?

En la misma lista se hallaba la senadora colombiana Pilar Cordoba: una mujer valiente que ha dado mucho de sí para la liberación de los rehenes en manos de las FARC, y ha conseguido la liberación de muchos, y ha creado conciencia de Paz en una población atenazada entre la política fuerte del gobierno y la violencia obtusa de la guerrilla. Vidas recuperadas, familias reunidas, liberación de presos  y un movimiento de Paz  que crece y se potencia son antecedentes más que abundantes para un reconocimiento internacional que los intelectuales suecos esta vez han desviado a un hombre que en el mismo país de la senadora Cordoba ha permitido más armas y ejércitos en lugar de menos armas y mayor énfasis en el desarme y la paz.

La Paz nos interesa: somos Sacerdotes bajo la Ley de JesúsCristo y hemos sido llamados a Consagrar creyentes bajo  el objetivo de La Paz, para alzar una generación de Paz y preparar al Hombre Nuevo en pos del Milenio de Paz.  Y la Paz no es solamente ‘No-Guerra’ o ‘No-Violencia…eso es un comienzo; la Paz es una actitud personal, es una opción de cultura, en un modo de Ser y es una forma de hacer y proceder. La Paz es una Concepción de Vida, de Existencia y debe ser Idea de Sociedad llevada a todo ámbito humano y en relación con el entorno y la naturaleza.

Es cierto, el ‘Nobel de la paz’ siempre tendrá causas y mensajes políticos, y no creemos que sea barómetro de la paz mundial. Es una parafernalia ilustre de alto nivel…pero que esta vez cayó a parafernalia política y propagandista de lo más elemental.

Los seres de Paz no debemos descansar en el propósito por profundizar  la coherencia con respecto a un modo de ver y enfrentar la vida y las relaciones, la familia, la sociedad y nuestro trabajo: todo debe estar  empapado en la Paz que construye y postula a cambiar la esencia Cainita y perversa de quienes hasta ahora han predominado en nuestro mundo. Nuestra esencia debe reivindicar a Abel…y alzarnos del polvo para reclamar este mundo para la Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *