Introducción Noviembre

 Cristo

Los consagrados en JesúsCristo, hemos aprendido en esta senda espiritual que los hechos de nuestra vida tienen un mensaje y una enseñanza, comprobando que en estos hechos se mueven fuerzas espirituales, es decir, la voluntad de Dios.

Es nuestro deber, por el compromiso con Cristo, aplicar las herramientas de sabiduría que el reino ha hecho descender en esta Dispensación para comprender que los problemas y dificultades que tenemos en la vida, son una preparación para cumplir el rol que debemos descubrir y luego ejecutar en este mundo, pues Cristo lo ha dispuesto para cada Ser en esta Tierra.

En la medida que tomamos conciencia de cómo somos y qué hacemos, vamos entendiendo lo que Cristo nos pide. Esta opción de vida que es nuestra consagración a un Dios Vivo que habla y tiene voluntad con cada unos de nosotros, sin duda no está exenta de luchas, batallas y dificultades pero sabemos que todas pueden ser vencidas por la fe que profesamos: la fe que mueve montañas.

En nuestra relación personal con Cristo hemos preguntado qué debemos entender de los dolores, pruebas, encuentros, desencuentros, carencias, dádivas, bendiciones, errores, opciones y decisiones. Luego hemos entendido que no podemos ser esclavos de nada en este mundo: ni del dinero, ni de las cosas, ni de los afectos. Esto quiere decir, que aprendemos poco a poco, a dejar el control de nuestras vidas en manos de Cristo, es decir, estar en el mundo pero no ser del mundo, como lo dice el apóstol Pablo.

El Espíritu que nos vive es chispa divina dentro de cada Ser, es una fuerza de luz altamente sabia que nos ayuda a comprender lo que no se entiende solo con el intelecto. En este orden de Dios que tiene objetivos bien determinados y una razón trascendental, hemos sellado nuestra pertenencia a Cristo bajo el Don del Espíritu Santo, para alcanzar el Gobierno del Espíritu.

A continuación entregamos algunos testimonios de Sacerdotes Presbíteros que dan cuenta de cómo un consagrado bajo la Ley de JesúsCristo, asume los hechos de la vida con una visión espiritual para estar en el mundo y no pertenecer al mundo, siempre guiados por la Sabiduría del Espíritu Santo y obedientes a la Voluntad del Padre.

 

Si necesitan de la luz que Cristo nos a entregado para sembrar cuan semilla en cada uno de los hombres contáctenos a: sacerdociodecristo@gmail.com y visite nuestra pagina www.leydejesuscristo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *