Así fue

Desde siempre busqué el ‘sentido’ del estar vivos, en este mundo, y los para qué que dieran respuestas a los misterios que fueron mostrándose ante mi permanente curiosidad.

Cristo cambió el eje, el centro, el motor y el norte de toda mi existencia.

Y no hablo de una opción religiosa, menos eclesiástica, tampoco intelectual y menos por necesidad de ‘negociar con Dios’ para obtener soluciones emocionales, mundanas o materiales.

Uno cree elegir: demostrado está que ya en el cerebro humano las opciones se determinan antes que la persona decida y exteriorice su decisión. Y sabemos quienes hemos transitado por el Camino Espiritual, que en realidad ‘elegimos’ solo aquello que tenemos ante nosotros y corresponde a nuestra Índole, y nunca otras cosas fuera de este conjunto designado.

De esto mucho aprendí con los budista, en especial lo de la escuela del Sutra del Loto. Y precisamente de esta realidad nos habla Lao tse; y en especial esta verdad nos muestra la práctica del I Ching.

DSC00346A 25 años de aquel estallido de Luz en las montañas al interior de Putaendo, y de haber vivido los hechos más extraordinarios de mi existencia, he regresado al mismo lugar y lo he recorrido…ahora más viejo, más lento y con torpeza en mis movimientos. Pero con el mismo Espíritu, e intacta la inocencia que me envuelve al recordar esas primeras nueve semanas y media de hace 25 años tan plenas de develaciones y despertares.

Esta vez vengo a dar cuentas: porque el Cristo que Habla y tiene Voz declaró en su día que era Voluntad del Padre que por 25 años me mantuviera a la cabeza de este intento renovador.

No fue fácil; a momento fue agotador; lloré no poco; reí y me alegré con los logros de mis hermanos y hermanas; pero por sobre todo hube de ser sabio, fuerte y muy firme en el sostén de mi herencia: mi hijo Elias.

21-diciembre-16-8

Las tres hermanas y el hermano sacerdotes que esta vez me acompañaron y asistieron a este cierre y nuevo inicio a su vez escucharon en el Circulo de la Montaña, el mismo de hace 25 años, el compromiso de corrección y de avance que ahora recae sobre sus espíritus y buen proceder. Y mientras abríamos este Convenio con Cristo, en Oración y de pie, prometiendo no ceder en la prueba y lograr llegar a la próxima meta ya definida con fecha y propósitos, un círculo de arco iris circundó al sol y nos acompañó durante el juramento y Convenio justo sobre nosotros, y al culminar la oración y cerrar la promesa: el arco iris solar también se fue. Así el Cielo selló con nosotros aquello que fue sellado en el corazón y espíritu de los que ahora toman la cabecera de esta Construcción de Fe.

21-diciembre-16-11Elías es joven en este mundo: pero bien sé yo que suficiente lo conozco y mucho más por lo que Dios me ha develado, que es un Alma antigua y un Espíritu Sólido apto y bien preparado para asumir la herencia que ahora ya se halla en sus manos y en su Espíritu.

Espero que mis hermanos y hermanas sepan cuidar a Elías, respetarlo y ayudarlo a su labor.

Espero que sobre este núcleo de sacerdotes leales  Dios derrame bendiciones y Poder para que sean ellos y ellas quienes recojan los frutos de estos 25 años de siembra pionera.

En tanto este andariego no descansará hasta retornar a la Patria de donde salió su Alma y debe regresar su Espíritu. Siempre sirviendo a la Gran Causa de Los Cielos. Porque es maravilloso vivir en Dios y existir para sus Propósitos de Luz.

21-diciembre-16-12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *