A propósito de cuando los evangelios se usan para la política

A raíz de nuestro comentario ‘cuando los evangelios se usan como plataforma política’ (Gf n°9) también publicado en ‘Columnas’ del  Diario Ciudadano ‘El Morrocotudo’ hubo una cantidad de comentarios,  y de éstos queremos destacar dos aspectos: que en el ‘acuerdo’ sobre lo negativo que resulta utilizar los evangelios para justificar posturas ideológicas partidarias se distingue una neta compostura conservadora que lee en los evangelios una defensa al status quo que se acerca lo más posible a la derecha política; que entre quienes aceptan el error de buscar en los evangelios las banderas para la izquierda queda de todas maneras pendiente el cómo un cristiano de tal color político logra aunar su fe con la justicia social.

Ambas posiciones dicen estar dispuestas a revisar el error de fondo, pero ninguna de las dos entiende cómo separar la Ley de Dios de sus necesidades sociales y formas de gobierno (o modelos de sociedad) Las dos actitudes parten de la Religión como punto de análisis y desde ahí pretenden hallar respuestas.

Nuestra crítica y observación se basa en que es la Religión, como concepto, cultura y aplicación institucional es parte de la super-estructura mundana, y por lo mismo juega ya de por sí un rol político. La Religión es aquel puente que sale y se origina en el Hombre, desde sus necesidades en el Mundo, y tiende a involucrar a Dios para hallar justificación de sus actos y modos, y que lo propio obtenga un peso Moral por encima de toda duda.  Bajo esta práctica se ‘aterriza’ a Dios sobre terrenos los más cercanos al Hombre, hasta interpretar la palabra de Dios según mente, lengua y comprensión del Hombre y adaptabilidad a según requerimiento humano.

Bajo este prisma se ha dado al intelecto, al intelectual, al teólogo, al exégeta la calidad de ‘Oráculo’ y ‘Docto en Divinidad’. En otras palabras: se ha quitado a Dios toda autoridad para relacionarse En y Por Espíritu con el Hombre. La necesidad de Constantino y de la curia fue humana: gobernar con la espada y con Dios, pero reinar sin Dios y con espada. La Religión sirve a propósitos políticos. La Religión ES política. Puede ser bueno, puede ser negativo… pero lo cierto es que no estamos hablando de Dios, sino de Política que usa el nombre de Dios.

Esa es la esencia de dicho comentario: no es distinto gobernar sin democracia bajo Franco o Pinochet basado en la Religión y en pasajes de los evangelios, como no lo es hacer una revolución socialista utilizando los evangelios para realzar a los humildes en ira en contra de los ricos. Toda guerra es nefasta y contraria a Dios: la de Israel que masacra palestinos, la de Hamas que aterroriza a sus enemigos.

Dios habla cuan Dios que Es, y el modo en que el Hombre puede y debe entender a Dios es logrando un estado espiritual que lo alce de su carnalidad y lo unifique a Su Creador. Luego, estando en el Mundo y asumiendo su imperfección carnal podrá aplicar la Ley de Dios en lo humano. Pero sin esta Encuentro con Dios desde un ascenso Espiritual, no hay Hombre que pueda poner por Obra la Voluntad de Dios en la Tierra.

Es muy difícil que  logre conexión una persona que parte de su filosofía personal o  ideología y comprensión social, y tenga como sustento una idea de sociedad y un esquema político… y un Ser que luego de apartarse del Mundo haya logrado en Su Espíritu una Vivencia de Dios… pues quizás hablen de lo mismo en apariencia, pero nunca concluirán en la misma esencia. Así, cuando el Ser Espiritual entiende que Humildad y Persona Humilde no es signo de ‘pobreza’ y  ‘el que nada tiene’; y ‘riqueza’ y ‘rico’ no es solamente quién posee cosas y bienes… no concordará con aquel que ve en los evangelios un panfleto para la subversión del pobre contra el rico, y tampoco acordará con aquel que ve en los evangelios un estatuto para mantener sus privilegios egoístas.

Eso quisimos establecer: que cuando se usa a Dios y a los evangelios para causas mundanas, por loables que parezcan, se está cayendo en una práctica amada por los demonios… arrastrar a Dios por el lodo de los Hombres. Y bien sabemos quienes hemos optado por el Camino Espiritual que Dios hace descender lo suyo para Elevación del Hombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *