1er Tomo de “La Ley de JesúsCristo”

 Camino de Consagración

‘Ya no basta creer, es necesario Consagrarse’.

La Salvación de JesúsCristo nos impele a un estado de mayor compromiso espiritual: alcanzar la Voluntad del Padre Dios para poner por obra el designio del Creador. Ni el seguimiento a un líder, maestro-a, o autoridad humana nos conducirá a tan alta meta; ni el apego defensivo a un libro, ni la pertenencia a una religión, y menos a una agrupación sectaria. Solamente JesúsCristo conduce al Padre: porque Cristo es Dios Salvador que guía al Hombre a su plena redención, hasta colocarlo ante la magna realidad de la Nueva Vida En el Reino de Dios.

Por Espíritu, y por Vivencia Espiritual, el Hombre alcanzará la Verdad y la Vida que el Cristo Vivo Es. Por ende, toda forma de culto y modos de actuar la fe son un medio, no un fin. El Fin en la Consagración es alcanzar en Conciencia la Voluntad del Padre que Da y Es Vida. Los medios de Consagración son:

1) La Doctrina de Salvación, las Escrituras, Los Evangelios y El Libro de La Ley de Jesús-Cristo cuan medios de conocimiento y fundamenta para concebir la Fe; 2) Los ‘Actos de Fe’ y los ‘Convenios con Cristo’ que van cimentando el Nacer de Nuevo en la Relación Personal con JesúsCristo; 3) Los Cinco Principios Morales, cuya práctica de vida asegura la coherencia y evita el virus de la hipocresía (Arrepentimiento; Perdón; Pertenencia a Dios; Gobierno del Espíritu; Magisterio del Espíritu Santo); 4) Los Sacramentos cuan estamento de santidad, y verdad que van transformando al Hombre según la Voluntad del Creador; 5) La Oración como diálogo permanente entre Dios y el Consagrado, y la Oración en su calidad de Poder emanado de la Autoridad del Espíritu Santo; 6) La Meditación para lograr el silencio y la quietud que permite la máxima expresión del Espíritu, y ésta como herramienta para entrar en el Poder del Discernimiento Espiritual; 7) El Servicio: bajo los dones y carismas del Espíritu Santo, para los objetivos que Cristo revela; 8) El Discernimiento Espiritual bajo el Don del Espíritu Santo: vía del Espíritu en el Hombre en relación con La Sabiduría del Reino de Dios, y por medio del cual la persona humana va adquiriendo la Visión y Pensamiento de su Persona Divina; Sabiduría que requiere (y conduce a) un profundo cambio de paradigma en el Hombre; 9) Retiros y Sentencias: actos de Retiros Espirituales para recibir del Cristo Vivo las Sentencias (oráculos) del Señor; 10) Sellos: compromisos espirituales que van ‘sellando’ el avance del Consagrado hacia el mayor Sello que todo Hombre pueda aspirar, el Sello de Pertenencia al Padre; 11) Dones y Poderes: carismas sellados bajo el Don del Espíritu Santo, en el digno ejercicio del Sacerdocio.

Estos medios reclaman del Hombre una auto-disciplina de Fe que no puede poseer patrones en este mundo, sino una profunda Confianza y Amor por Dios.

Este Camino, hacia la magnífica meta del Padre, es el Sacerdocio que JesúsCristo bendice y gobierna. Un Sacerdocio que ejerce ‘Mayordomía’ sobre los medios de Consagración: no para poseerlos y hacer uso mundano de su calidad divina, sino para que éstos se mantengan bajo el Orden que la Ley de Cristo ha definido. Un Sacerdocio de hombres y mujeres cuya mirada estratégica se halla en el prometedor horizonte de la segunda Venida de Cristo en su Potestad Divina, y el descenso del Tiempo santo del Milenio de Paz.

Una vez que la Consagración del Cristo Vivo ha conducido a la persona de Fe hasta el Sello de Pertenencia al Padre: el andamio (la Mayordomía del Sacerdocio) se retira y el Templo de Dios en el Hombre se manifiesta en la Obediencia… para poner por obra la Santa Voluntad del Aquel que Da Vida y Designa según su Plan.

Sacerdocio bajo La Ley de JesúsCristo.

 

Otras publicaciones

todos-los-libros

Tratado I Ching: Séptimo Tiempo

Ara: 64 reflexiones ante el Altar de Cristo

Tao Cristico

111 Escalones hacia el Cielo

“El Andariego; 7+1, la hora del Salto” + “El Testimonio de Judas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *