A Imagen y Semejanza de Dios

¿Qué entendemos cuando se nos dice que “fuimos creados a Imagen y Semejanza de Dios”?

Revisamos el tema y constatamos diferentes ‘interpretaciones’, desde una comparación netamente humana; pasando por la creencia de que debemos alcanzar los mismos ‘sentimientos’ de Dios; hasta complicados escritos teológicos que al ser puramente mentales, se pierden en los laberintos de complicadas terminologías y terminan siendo subjetivos y siempre interpretativos.

Encontramos:

  • “… Dios nos ha hecho a su imagen para conocerle y amarle.”
  • “…cuando se dice que el hombre es imagen de Dios, se quiere indicar con ello que tanto el hombre como Dios tienen algo en común y es el conocimiento, el amor, la libertad; en otras palabras, el alma del hombre es lo que lo hace semejante a Dios.”
  • “… Tener la ‘imagen’ o ‘semejanza’ de Dios significa, en términos simples, que fuimos hechos para parecernos a Dios.”
  • “… La imagen de Dios se refiere a la parte inmaterial del hombre. Esto coloca al hombre aparte del mundo animal, adecuándolo para el ‘dominio’ que Dios le designó, y capacitándolo para tener comunión con su Creador. Es una semejanza mental, moral y social.”
  • “… Cada vez que alguien se casa, hace un amigo, abraza a un niño, o asiste a una iglesia, está demostrando el hecho de que fuimos hechos a la semejanza de Dios.”
  • “…una persona piensa, siente, percibe, es inteligente, tiene voluntad… etc… somos semejantes al Señor en que en EL se encuentran todas las cualidades de personalidad… igual en nosotros.”

Nos parece importante que cada persona se informe, no rechace ni asuma a priori lo que se expone, ni se cierre a nuevas posturas… para que en definitiva asuma lo que su espíritu le señale como verdadero.

La respuesta a nuestra pregunta inicial es simple, pero profunda en su significado:

Fuimos Creados a Imagen y Semejanza de Dios porque Dios puso en nosotros una esencia de Él: EL ESPÍRITU.

Dios es Espíritu: ¿de que otro ‘tipo’ podría ser su Imagen y Semejanza? Por lo tanto, toda Verdad (no toda la Verdad) no está en las interpretaciones de la mente, sino en el espíritu que habita en el Hombre… porque Dios (Unidad Trina del Padre, de Cristo y del Espíritu Santo) ES la Verdad Absoluta. Pero para que parte de esta Sabiduría sea en nosotros, debemos hacer partícipes al Alma, al cuerpo y la mente, pero siendo siempre el espíritu el ‘Pozo de Agua Viva’ que nos alimenta y nos enseña, y que se nutre de la Gran Fuente de toda Sabiduría: el Espíritu Santo.

Cuando se dice: “Dios está en ti”; “Debes conocerte y amarte a ti mismo”; “Amarás como Dios Ama”… ¿no se está refiriendo esto al espíritu?

El Segundo Mandamiento de la Ley de Cristo es absolutamente claro en esto cuando nos señala: “Amarás y reconocerás a Tu Espíritu: Ser vivo que es eterno desde antes que el cuerpo y será eterno después del cuerpo; conocedor de La Sabiduría de Dios, creado en la Raíz de Lo Creado, receptáculo del Santo Espíritu de Dios; obedecerás las inducciones del Espíritu que os habita, y será el ‘Ti Mismo’, el ‘Sí Mismo’ y el ‘Yo’ que amarás por ser de Dios; y no amarás más a tus deseos Carnales o a tus pensamientos mundanos, sino al Espíritu que Mora en el cuerpo.”


¿Podría un Mandamiento de Cristo decretar algo fuera de lo que es la Imagen y Semejanza de Dios?

Esta capacidad de tomar conciencia que nos señala el Mandamiento, es la que nos hace ser Personas (es esto lo que fundamentalmente nos diferencia de los animales); en otras palabras, ‘Persona’ es un Ser Conciente de Sí-Mismo. De igual forma, si ‘‘Persona Divina’ es un Ser con Conciencia de Su Divinidad, esto quiere decir que el Padre sabe perfectamente Quien Es. Y Cristo sabe perfectamente Quien Es. Y tanto el Padre como el Hijo son Dioses Concientes de Su Calidad, Unidad y Gloria. No son ‘persona carnal’, no ‘persona humana’, no ‘conciencia temporal’, no ‘conciencia humana’… sino DIVINA. Pero ni el Padre ni el Hijo son imitación del Hombre, sino que es el Hombre la SEMEJANZA de quien lo ha Creado. Y dicha similitud nunca estará en la Carne y la forma, sino en el Espíritu y su Conciencia.

Si algo perfecto Dios nos concedió, es esta Semejanza, para llegar a ser dioses con conciencia de Su Voluntad, nunca lejos de otra realidad que el espíritu no conoce.

Por eso cuando se nos dice que fuimos creados a Su Imagen y Semejanza, se nos revela que somos y formamos parte del Reino en el espíritu, como esencia Divina, chispa que se ilumina con la potencia verdadera del único Hacedor de Perfección que aliento nos da, para permanecer vivos de eternidad en eternidad. Sin la conciencia de esta Semejanza y libertad que nos da la Sabiduría del espíritu, no podríamos ascender a Su Reino Vivo.

Entonces ¿qué es lo que trasciende y asemeja a su esencia Divina?: ¿la carne que queda o el espíritu que lleva la Voluntad intacta del Reino de los Cielos? La potencia de cada Hombre nace de la Semejanza a un Dios con Voluntad y conciencia de lo que Es. “Dioses sois”, nos reveló JesusCristo… ¿Porqué el Hombre se ha negado esta verdad? ¿Quién estará detrás de ocultar este portento?

4 comments for “A Imagen y Semejanza de Dios

  1. Veronica
    21/11/2010 at 21:28

    Ser concientes de que somos espíritu es liberador, porque desde esta realidad todo en esta vida empieza a tomar sentido. Encontramos la razón para la que estamos en este Mundo: alcanzar la Voluntad del Padre de la mano de Cristo.

  2. ricardo
    24/01/2011 at 03:03

    Pienso que antes de venir a la tierra ya existiamos como espiritus o inteligencias,creados por el Padre Eterno. Para poder progresar,y llegar a ser..si se pudiera un Dios..pues no hay un limite para crecer..dificil tarea esta,”bajaran a la tierra y tomaran un cuerpo”… (a imagen y semejanza)Un buen padre no nos dejaria pasar por pruebas que el no haya pasado, Dios tiene un cuerpo purificado y glorificado,el ya paso por esto..y creo que literalmente estamos recorriendo un camino, que el ya recorrio, para llegar a la meta final, faltan muchas etapas, una muerte (del cuerpo), otro proceso de crecimiento en un mundo inmaterial y un juicio o graduacion por asi decirlo. Que en lo mejor de los casos el premio sera estar mas cerca de el y casi… casi ser como el.-

  3. Mauricio Vargas Lazcares
    30/10/2012 at 12:53

    He analizado al cabo de los años que nosotros como seres humanos tenemos una mente, de ahí que se nos muestra en parte y de una manera practica e humana para que podamos en parte conocer o de una forma finita, se que Dios Padre no es un viejito lleno de barba y con todo su cabello blanco y su barba blanca, tampoco que el Espiritu es una palomita indefensa y tierna, y que Jesus sea solo un hijo sumiso y obediente, LOS 3 SON DIOS, DIOS PADRE – DIOS HIJO Y DIOS ESPIRITU SANTO. He recivido muchas cosas preciosas de parte de Dios mas no todo puede expllicarse a nivel general porque mucha gente no enendera o creera cosas o juzgaran mal, de ahi que solo te pude decir en parte, Que Elohim te continue bendiciendo cada día mas.

  4. Adhemar
    15/11/2012 at 01:01

    Fuimos creados a imagen y semejanza de Dios porque Dios es AMOR (Ágape), la suprema forma de la entrega por la humanidad sin pedir nada a cambio, que se personificó en Jesucristo. Esta es la esencia de nuestro cristianismo. Y es esta forma de amor incondicional y sacrificante la que tenemos que emular en el hogar y de ser posible en la sociedad.

    Cada cristiano convencido, debe dar evidencia diariamente de esta cualidad superior con los que le rodean. Y lo más importante es la práctica.

    Adhemar Quevedo S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *